Poeta de hoy en Málaga, España

 

ANSOFER

 

 

¡Señor!

 

Tímidamente en sombras me cobijo

hastiada del entorno que me acosa;

esclava de un sentir que no reposa,

en delirante pensamiento fijo.

 

Hacia anónima espera me dirijo

porque mi cáliz de dolor rebosa.

Se marchita de mi ilusión la rosa

que sembrara mi amor con regocijo.

 

¡Señor! ¿Cuando será mi cielo raso

y el surco terrenal de mi existencia

sembrado de victoria y no fracaso?

 

Alumbra mi sendero con tu ciencia.

Dame a beber tu paz en casto vaso

y otórgame la flor de pura esencia.

 

 

                                                                                               15 de marzo de 1986