Poeta de hoy en Málaga, España

 

Emilio García Espinar

 

 

A ti mujer

Me preguntaste una vez

llena de desesperanza

que dónde me encontraba yo

cuando tu primavera en flor,

más me necesitaba.

Y al preguntarme, mi amor,

tu bella voz se quebraba.

Yo te contesté que junto a ti,

bajo tu tierna mirada...

quizás en la lluvia de tus ojos,

o en tus suspiros del alma;

tal vez en noches de insomnios,

llorando desesperada.

Puede que lo tuyo y mío

fueran mensajes del alma,

porque Dios así lo quiso

y te llevará conmigo

como la flor en la rama

y el fruto en los olivos,

sin darnos cuenta de nada.

Puede que el destino injusto

jugar con nosotros quiso,

marcándote la senda estrecha

y a mi torciéndome el camino.

Hoy me pregunto, mi amor,

lo imposible de saber:

¿Por qué tardaste en nacer?

¿Por qué no te esperé yo?