Poeta de hoy en Buenos Aires, Argentina

 

Héctor Rico

 

Principios y Finales

 

En la hora imprecisa

con palabras dispersas,

escribo el comienzo,

lo que se recoge con manos ávidas,

en la tierra,

en la luz.

Esperando que crezca el cuerpo,

largo cuerpo de sílabas encadenadas

en el estupor del silencio...

 

Cuerpo visible para el pensamiento,

que lo identifica,

lo transforma y lo convierte

en cierta apariencia de dolor sumado,

en cierto fuego

destinado a ser ceniza...

 

Escribo y enumero.

 

Las palabras encaman,

los números engendran sucesiones,

múltiplos de sombra

inventarios de instantes

desprendidos de horas enormes,

inmemoriales,

como la primera hora del tiempo

del cosmos,

de mi cuerpo...

 

Me contemplo en mi letra,

me presiento inventando

un alfabeto amenazado,

urdido en las almenas invisibles,

en los agrietados muros

de la razón.

 

Trazando una grafía fragmentada,

como un collage de sombras fugitivas...

 

Como lenguaje

que descubre otro lenguaje,

como palabras que presagian

las palabras que vendrán,

los sonidos etéreos

que destellan en el aire...

 

En la hora imprecisa,

intangible,

misteriosa ...

del poema infinito.