El 23 de agosto de 2007, nos llega esta triste noticia de la CASA DEL CARIBE ubicada en Santiago de Cuba:

 

 

“… Desde un lugar de África, cuyo nombre nunca olvidaría, partió en un barco de la trata, este Quijote Negro. Tallaba en la madera sus sueños y sus visiones, una trampa para la primavera y un santuario para adorar el amor, no fue Hidalgo Caballero, pero era dueño y señor de la magia y la leyenda, de la belleza y la sabiduría…”

Así parte otra vez Jesús Cos Causse, esta vez desde su tierra natal Santiago de Cuba y lo hizo al alba, como quien busca luz en otros horizontes, victima de una penosa enfermedad, hoy jueves 23 de agosto del 2007.

Conocido también como Quijote Negro del Caribe una de las principales voces de la segunda generación poética de la Revolución, periodista, diplomático galardonado con varios premios literarios, fundador de la Casa del Caribe, el Festival del Caribe y el Encuentro Internacional de Poesía “El Caribe y el Mundo”, tejió la vida verso a verso, su historia y la nuestra en el tiempo que nos deja por herencia.

Era una persona y una sorpresa.

Hoy cristalizamos sus alas para verlo volar en el sueño y en el cielo del Caribe.

Quijote, pasaran los años pero tendremos en tus palabras demasiados argumentos para no dejarte ir porque en ellas brillan para el porvenir las estrellas de Santiago.

“Poeta, solo el corazón es un escudo y tu serás por siempre un centauro de nuestra esperanza”

¡Buen viaje a nuestro Quijote Negro del Caribe”

 

 

El poeta Jesús Cos Causse fue nuestro representante desde 1997; no le tocaba morir todavía pero la enfermedad lo venció y se fue a visitar lugares ignotos, a experimentar estados que nuestra mente terrestre no puede captar todavía, por su actual imperfección. ¡Que la Eternidad le sea un manto de PAZ; y que la Tierra no deje escapar su recuerdo, que ha de perdurar en el tiempo con la divulgación de su obra.

 

 

 

El reciente desaparecido JESÚS COS CAUSSE,

apareciendo en una Foto tomada en 1997, en Santiago de Cuba,

en ocasión del Encuentro Internacional :

EL CARIBE Y EL MUNDO

 

 

IN MEMORIAM: poema del “Quijote Negro”

de Santiago de Cuba

Jesús Cos Causse

 

 

VERSOS VENECIANOS:

 

Que profunda emoción

Recordar el ayer

Cuando todo en Venecia

Me hablaba de amor…

 

Charles Aznavour

 

 

En Venecia, a veces, me sentí un poeta más romántico todavía, otras, un fantasma muy feliz.

 

Caminé por sus callejones conversando con el tiempo y tocando sus recuerdos y descubrí que es una ciudad tan antigua como el agua.

 

Decir Venecia es decir lluvia y leyenda.

 

La poesía es el duende entre el tiempo que uno habita y el porvenir que el poeta espera: la vida navegando como una góndola entre la musa y el amor.

 

Soñando como un niño, así pasé esos días en Venecia. Regresé con mi equipaje cargado de nostalgia y de lejanía. Vine en una góndola también y mi corazón es un canal de música, suspirando siempre, y sin rumbo.

 

Pero todavía estoy en Venecia, tomándome una copa de vino contra el olvido. Porque aquella llovizna invernal entonces y esta ventana cotidiana junto al trópico, destruyen las fronteras que establecen los mapas contra el hombre y su memoria.

 

Recordando Venecia, en febrero de 2006

Escrito en Santiago de Cuba, en enero de 2007

 

 

Luna llena en la noche veneciana