Poeta de hoy en Guantánamo, Cuba

Juana Eva Robinson Agramonte

 

 

Retrato

 

De vuelta a estos trazos me contemplo

efímera     seca

soy la hoja que surca huellas en el viento

sin cauce     sin vida.

Soy río que desborda su llanto

en el miedo     en la soledad

que no sabe por qué muere

en un lecho de sal y arena

de rondas que golpean y huyen.

Regreso postrada en una nube

sin la flor precisa

o el aroma del verbo tardío

muerta

ya ni siquiera soy hoja

ni río    ni tiempo

ni cauce de sal y piedra

llevo los pies desnudos como sabanas.

Ahora soy tierra fértil sin cultivos

Dios sabe cuanto los deseé.

Repítanse los claros de luna

los arcoiris     las sirenas

que este afán avive el fuego en mis entrañas

y esta noche o antes del alba

el torrente estalle

en estas sábanas sin máculas

y vuelva a sentirme hembra

en el último rincón de esta cama.

                                 


                                        Dibujo de Sandra de la Cruz Silveira Rizo

 

Hacia el laberinto

 

Vuelven

las huellas que el tiempo no calcinó

estas noches atada a horas de espera

como el acróbata que estrena las cuerdas

una y otra vez     hacia el laberinto.

 

 

 

Lo que ven es todo cuanto llevo, sentencia la poetisa guantanamera Juana Eva Robinson Agramonte que recién comienza el duro oficio de la palabra y lo hace con versos desgarradores que muestran la verdad, (su verdad) mientras transita por la vida como el acróbata que estrena las cuerdas una y otra vez, hacia el laberinto.

 

BELKIS CRESPO ABREU

 

 

De un tríptico editado en Cuba por Ediciones Catedral,

a cargo de Oscar Montoto (2006)