Poeta de hoy en Málaga, España

Mercedes Reina Rosillo

 

 

 

Jardín de Otoño

 

Y se quedo esperando,

y se quedo esperando frente a los narcisos blancos

de la tarde.

 

El jardín le pareció sombrío

y el mundo se dibujaba gris,

al sentir que se ahogaba

en aquella sequedad de pozo.

Con ansia infinita y en su soledad

pensaba en ella,

pensaba en ella,

pensaba en ella con la puerta del corazón abierta

y el corazón decía

¡qué larga es la espera! ¡qué larga!

El tiempo se detuvo y a los árboles

los cubrió una tela de cenizas,

mientras el otoño se plasmaba

en el cristal de su frente nívea,

los amantes a lo lejos,

se besaron entre risas.

Y el corazón le dijo

¡qué triste es la espera! ¡qué triste!

Sintió una agonía en su pecho

de mortal herido.

Sintió un sabor perenne

de vino amargo en su boca,

y pensó que la muerte

era más dulce que la espera,

y pensó que la muerte

era más noble que su herida.

 

A lo lejos los amantes

se casaron en secreto

y fueron piedra.

 

 

El Beso, de Rodin