Poeta de hoy en Buenos Aires, Argentina

 

Mirta Cevasco

 

A mi hija Luciana de los Ángeles

Buenos Aires, 2007

 

Descansa el verdín sobre las rocas

despoja el reencuentro con la playa de abril

mis manos pequeñas le ofrendaron mil castillos

y desean rescatarme

los cristales que se exilian en la arena.

Hundo mis huellas en templos disgregados

despierto en la marea

sudores de goletas medievales

anclas migratorias a estribor del desamparo.

Hay murmullos en la espuma

ruego que no sean escamas malogradas;

estoy aguardando el concilio de los peces

y la alianza del tridente, en el palacio del mar.