Poeta de hoy en Buenos Aires

Nydia de Samyn

 

 

Ya no hay novios

 

Ya no hay novios. Ya no hay enamorados.

Ya no hay ese deseo, que en medio de las noches,

hacía temblar los labios.

Ya no hay aquel muchacho que, tan sólo de verte,

se le helaban las manos.

Hasta el viento anda triste

por no enredar suspiros en las ramas floridas,

por no soplar requiebros en plazas y balcones.

Ya no tiene la rosa una lágrima dulce

llorada por la niña que le amaba en silencio.

Ya no dicen los versos: - Te quiero para siempre.

El amor puro ha muerto como la gota limpia de la pausada lluvia

cuando la traga el cieno.