Homenaje a Ernesto Che Guevara

en la fachada del Ministerio del Interior, La Habana, Cuba

 

 

 

 

Poeta de hoy en Santiago de Cuba

Reynaldo García Blanco

 

 

CAMPOS DE BELLEZA ARMADA

Premio de Poesía Ciudad del Che 2006

 

Piedras blancas de la quebrada del Yuro o trillos de san Lorenzo
al galope vienen los clarines esos cornetas de Dios a sombra luz
que el cielo de la patria puede estar allende al mar allí donde
dibujan los llanos de Camagüey y colinas de Contramaestre
agua del Cauto para lidiar las magulladuras de la guerra y

vienen las mujeres con los canutillos de jengibre paloma torcaza
que no es la arena de Ogaden allí donde los rifleros se esconden
bajo el algarrobo sombreros de petate para los que no saben de la
lluvia y unos muchachos matan a un perro en el crucero de la
Anacahuita y es Lola con su jolongo pájaro carpintero al
mediodía de Las Tozas que hay que enfilar los carros y los
bueyes rumbo al Paso de Jagua que Venegas huele a pólvora
pues en al Alto de Villalobos el café humea con aire de Oruro a la
derecha el monte seco y pardo y por la izquierda la colina del
caucho los pliegos de Mantua y suena el machete címbalos de
sangre y lágrima a contracorriente arroyo de la furia y la sierra
donde una arena imposible se deja caer toque usted a degüello
pomarrosa a desgano en la mitad del potrero Amalia Simone
espiga y sobre salto con Ignacio a contrasol a contrafuerte selva
arriba selva adentro Dos Ríos en la plenitud de todo Paso de las
Damas siempre el río que todo lo lleva y todo lo trae ríos que
vienen del monte de allá de la sierra y van al mar al mar batalla
de Santa Clara humo de Kunene Campos de Castilla y llega la
parca y se va pues no puede con tanta belleza esplendor de un
octubre que estalla revolver en mano piedras blancas de la
Quebrada del Yuro Ernesto bocabajo en la Higuera y el Delegado
que mira al sol y la bala que no era para mi surca silba urde

principia su andar en estos campos de belleza armada.