Escritores poetas de Cuba

______________________________

 

Nancy Pullés Mendéz

 

Felicidades Mariette...

Felicidades CIELE

 

Mi linda amiga Mariette

rara flor de Galilea

tú brillas como en platea

cual rosas de ramillete.

 

Dime ¿cual es el secreto

de ese espíritu insensato

que sin querer está muy alto

y de amor, corazón repleto.

 

Hace unos días repasando

romanzas que tanto quiero

sentí justo en mis recuerdos

tus poesías balbuceando.

 

Conversando haces poesías

se aprecian en tus escritos.

La magia son inauditos

que exhalan tus fantasías.

 

Eres un ser ejemplar

y de tanta dedicación

que tu manera y acción

son muy dignas de imitar.

 

Eres frágil; pero fuerte

de inigualable carisma

tus versos son paradigmas,

tu verdad es también tu suerte.

 

Felicito tu aspiración

de fomentar escritores.

Las CIELE son catadores

y es tu gran satisfacción.

 

 

 

En primera fila : A la izquierda, Belkis Crespo; en medio, Nancy Pullés. No conozco o no reconozco a los demás.  Si no me equivoco, la foto está tomada en el patio de la Casa de José María Heredia, en Santiago de Cuba, durante el Festival del Caribe 2011.

 

Gracias por el poema. Me da algo de vergüenza publicarlo; pero si no lo hago ahora, cuando el futuro de la CIELE se tambalea, ya no lo haré nunca; y mi querida amiga, Nancy, se merece ver publicado un poema que me dedica con tanto amor.

       Mariette

 

 

 

Belkis Crespo Abreu

 

Del mendigo, la premonición y otras palabras

 

I

 

Se desploma el mendigo,

que nadie piense en la moneda

para alimentar los huesos

o pagar el techo donde abunda lumbre

y la cuerda floja es la cordura.

No quiere moneda, sólo palomas

y vuelan a otro sitio

quién puede alcanzarlas,

qué misión han de cumplir

si al mismo Dios le arden las manos de tanto dar

cansado de súplicas

él también necesita hacer sus plegarias

ahora que otros dioses con irreverencia

salpican la tierra,

deben dolerle los ojos

espantado de la visión que le ofrecen

nuevos apóstoles alrededor de la mesa

se reparten el corazón de su hijo

juro : no son doce,

tampoco la cena es la última

ni la primera,

no alcanzaría la misericordia

para la ruinad que se finge sumisión

 

 

II

Está cansado el mendigo y sangra la ciudad

profetiza el fin de las palomas

y qué será de este siglo

sin alas para remontar la historia,

algo le dice muy dentro a este hombre llagado :

no te canses

bebe el agua de los impuros

aunque crucifiquen palomas

para alimentar sus huesos.

 

 

III

Soy el mendigo

lame el cansancio las llagas,

huellas que dejo en alguna calle

donde los falsos dioses esperan la caída,

no soy la piedra en su camino

y aún así tropiezan con la luz que Él

deja en la cuerda en perfecto equilibrio.

 

 

IV

Extiendo las manos, no quiero limosna

amenaza un vendaval la paz

devastar cada vestigio,

nuestra sal bendecida. Extiendo las manos, es cierto,

también ofrezco pan

aunque no pueda multiplicarlo,

no hay peces,

pero el Sagrado Corazón cuelga en la pared

como el árbol de navidad que nunca tuve

de las manos del Cristo brotan las aureolas

nadie en la mesa reza un Padre nuestro

sin embargo, en silencio, agradezco el vino,

el astro que se posa justo al centro

y bendice la sal que me toca.

 

 

V

Estoy cansada,

y dónde están las palomas,

por qué el profeta anuncia el fin

si apenas ha comenzado el siglo,

es cierto que otros Judas besan la tierra

– pero aquí nadie se lava las manos –

despierta Dios,

abre el puño y déjalo caer.

 

 

Y ahora va el mío, el poema que escribí hace muchísimos años, más de treinta, cuando vivía en el Camping La Habana, en la provincia de Almería. Se trata del poema que recordé al leer el tuyo. Es distinto, pero el sentimiento que lo alimenta es el mismo.

             Mariette

 

Yo le pido a Dios

 

Yo le pido a Dios

que es la Vida,

que es la Vida

que hierve en ti;

yo le pido a Dios

que es esa fuerza,

que es esa fuerza

latente en ti;

yo le pido a Dios

que no abandone

la esperanza;

yo le pido a Dios

que grite fuerte

dentro de nosotros;

yo le pido a Dios

que todos juntos

luchemos contra

la injusticia;

que todos juntos

luchemos contra

la gran opresión,

contra el silencio;

yo le pido a Dios

que haga estallar

la alegría;

yo le pido a Dios

sacuda los dogmas

de su imagen.

 

De rodillas,

le pido frote,

frote muy fuerte,

con paño verde;

le pido saque,

saque el brillo

de la libertad,

de la igualdad.

 

De rodillas,

los brazos en cruz,

yo le grito a Dios...

¡REBELATE!

¡REBELATE!

¡REBELATE!

 

 

 

 

IN MEMORIAM

Juana Eva Robinson Agramonte

En arca de cobre rojo

 

Lloro por este amanecer

no son los augurios 

de una marcha nupcial

o del Happy Birthday

tampoco es el Segundo Domingo de Mayo

 

Bendita oscuridad que me deja luz

no digo palabras

creo en la lucidez de las Palmas

 

y en este escudo que no vendo

ahora y en la hora de la encrucijada

te devuelvo la fe

en arca de cobre rojo

 

No aguardes la lluvia para expirar la mugre

aquí están las garras que me debes

no hables del crepúsculo

es sólo luz en fuga

tampoco digas infierno

nombra la aurora.

 

 

 

María Antonia Castro

 

La música de tu amor.

Amor

y la montaña sueña

bajo la luna

 

Enrique Loynaz

 

El silencio es dueño de las horas

la nostalgia habita esta ciudad sin ti,

mis pasos, se detienen en el parque,

el rosal florece.

 

La soledad me atrapa en sus senderos.

 

Necesito la palabra que ilumine,

que me diga donde estás.

 

Tú que has sido !volcan,

paz, estrella!

 

Quiero que vuelvas, escucharte

en el rumor del viento.

 

A ti , que has sido pradera

donde cabalga la pasión ,

déjame descalza recorrer tus espacios

 

! Que sea luz y refleje

la música de tu amor !

 

Cómo podré derribar el muro

que nos separa?

? Dónde estás ?

Solo la fuerza inextinguible de mis sueños,

te espera ...

 

 

 

 

Diana Lucía Bruzón

 

Este poema es dedicado al Quijote Negro de Cuba,

a nuestro querido Cos Causse :

 

El otro  Quijote

 

Este gallego,

mitad de Galicia y de este puerto

con ojos aceitunados y abiertos

echa a volar papalotes al desconcierto.

Entre mito y leyenda

va al trote

con Sancho y Rocinante

abriendo brecha a la fantasía

para que no mueran los molinos

y la ilusión tenga bandera

que a su vida mucho  viaje le falta.

 

 

El Quijote Negro en julio 1997

 

 

 

 

 

Reynaldo García Blanco

 

Mariette

es pájaro y es luz

 

Distancia  e imposible

palabras que se convierten en asombro

 

Mariette

viene a Buenos Aires

en una alfombra mágica

 

Mariette

es pájaro y es luz.

 

 

Gracias por este hermoso poema : Mariette

 

 

 

 

José Orpí Galí

 

Nuevos argumentos

para llegar a la ciudad

 

A Nancy Morejón

por tantos años de complicidad

 

La ciudad se dibuja

en un caracol que los dioses inventaron

para saludarte.

 

No era tiempo de frutas

estaciones de polvo

pero los ojos de eleggua te vieron llegar

y escucharon tu risa

las manillas de oro

con que llamas al deseo

en el secreto de la provocación.

 

Una serpiente se levanta ahora

al caer la noche

y nadie puede imaginar con cuánta prisa

desnuda los astros al vadear el laberinto.

Conoces el lugar como tu propia mano

del centinela pez

que escondido en la raíz del álamo

trasmuta en ave

para escapar herido.

Con tu flauta de mimbre

escoges el sol cual único camino

y danzas entre las piedras del río

invocando la luz.

 

La felicidad se va como los bueyes

y es un designio demasiado absurdo

para la irrealidad del tiempo

que nos evapora

sobre un espasmo o una llaga.

La ciudad se dibua un caracol

mientras eleggua, sigiloso

se alimenta de tu fuego

para encender las estrellas.

 

 

 

Óleo de Marcela García

arreglado para AIR

 

 

 

 

IN MEMORIAM

Jesús Cos Causse

 

 Hechizo azul

A Nancy Galano

 

En el tiempo y en la ventana el rostro de mi madre

y más tarde el crepúsculo como el recuerdo del humo.

Hechizo azul el corazón que ama sangrando,

el àrbol que sembró el poeta en la tierra estéril

más allá del olvido y de la vida

Volverán las oscuras golondrinas

pero sin alas y asustadas y ancianas.

El poeta y su nostalgia

de buscarte hasta la muerte.

¡Ah, el sepelio de la mariposa!

¡Ah, la crucificación del conejo!

Los amantes no duermen,

son ladrones de los sueños.

Te recuerdo para olvidarte

Charles Chaplin lo sabe

Entre candilejas y tus ojos.

Descubrí el clavel de tu boca

el globo de tu sexo cuando explota.

Eres la cúspide y el precipicio,

la soledad y la intención íntima

de suicidarme besándote los senos.

Como un siervo herido escapo y regreso siempre.

Hechizo azul entonces tu sexo como un surco

donde sembré y sembraré mi semilla de hombre.

Entre el recuerdo y el olvido

el poeta se sienta en una piedra

a esperar la esperanza y la muerte.

¿Amar no será también morirse?

 

De la Antología POESÍA CONTEMPORÁNEA DE SANTIAGO DE CUBA

de EDICIONES POESÍA VITAL (2005)

 

 

 

Sandra de la Cruz Silveira Rizo

 

 

El Lado oscuro de la moneda

Un rostro doblega la tarde

la frent gastada de tantas lluvias

desdibujan el gris

el padre nuestro que vaga

surca el alba, la senda del ahora

                                                     el después

 

No precisa llevar la cruz

desplomarse ante un altar

                                                     y decir la plegaria

Todos tienen su condena.

No tiene reverso la moneda

no habita en los asombros y exige más.

No alcanzan las horas

la palabra es sentencia.

Desde otro sitio la ha visitado la muerte

si la nombra querrá un café

llevarla consigo

y la sentencia no justifica otra muerte

darle de comer a las hormigas

transformarse en gavilán

para resguardar su aroma

El reverso exige pagar

exige el tiempo

la moneda.

Y quién invita a la orgía

a desnudar los huesos y remunerar el lirio.

No escapará a la noche Eterna.

Llega tarde a la cita

Ella es cómplice

quién dijo que el disfraz

                                         no es parte de la máscara.

 

No cree en el sendero donde se esconde la luz

sólo en la estrategia del ángel

                                                        para seguir viviendo.

 

 

Dibujo de Fe María Pinatel

 

Tanto el poema de Sandra como el dibujo de Fe María,

han sido sacados de la Antología POESÍA CONTEMPORÁNEA DE SANTIAGO DE CUBA

editada por Nicolás Pérez Ramírez

en EDICIONES POESÍA VITAL

México, julio de 2005

 

 

 

 

 

 

 

Grecia Alfaro Vázquez

 

Una mujer

 

Se viste de blanco

trasmutando la suerte.

 

Cabalga en su corcel

              fuego y silencio...

 

Termina embarrada de papeles.

 

Llora cenicienta que impávida

                             inmuta el desprecio.

 

Algas la arrastran al símil del océano.

 

Una mujer muerde el verso

se viste con la piel

descalza por la tierra

 

                             sin enigma