Escritores Poetas de Cuba

___________________________________________________

 

 

Reynaldo García Blanco

 

 

 

Es como volver a casa

 

Descubrir que muchas cosas se han podrido

que el dogo de noviembre ya no ladra

y otras son las ciruelas.

 

Ya nadie me escribe

y el vocerío de los vecinos anuncia la llovizna

y en el balcón flota la bandera todavía húmeda.

 

Es como volver a casa

La casa relámpago

La casa tribal

La casa fugada

La trunca

La noble

La nunca más.

 

 

 

 

Yo tenía un mapa del cielo

 

Era la edad de perdernos

Dibujábamos un perro y un triángulo

y nadie explicaba la perfección del círculo.

 

Llegaron unas mujeres de humo

que se instalaron en el centro del patio.

 

En el aire flotaba el jazmín

y el humillo del carbón.

 

 

Las hembras vegetales

copulaban con los hilos de agua.

 

Yo tenía un mapa del cielo

pero ignoraba lo que era ser huérfano

Ignoraba el vino y la hermandad

ignoraba el suicidio

los accidentes de Dios

 

Eso fue hace tiempo.

 

 

 

 

 

Gisela de la Torre

 

 

La mariposa blanca

 

Una mariposa blanca fue hasta una cascada. Vio un arco iris y, maravillada, se acercó para verlo mejor.

 

— ¡Qué precioso es! Si pudiera, al menos por unos instantes, tener tres de sus colores… ¡Sería tan dichosa! — dijo y lo traspasó.

 

Otra mariposa de hermosos colores se le acercó y con envidia le comentó:

 

— Ahora tienes los mismos colores de ese arco iris. ¿De qué trampas te valiste para lograrlo?

 

— Sabes que no soy tramposa — le respondió y le contó lo sucedido.

 

— ¿Crees que te he creído? Pero haré lo mismo y le pediré que me los dé todos, para siempre. Mira, ya los matices te comienzan a desaparecer. ¡A qué poco aspiraste!

 

Se acercó al arco iris y con altanería le exigió que le diera sus colores. Éste, enfadado, le dijo que ni por un segundo se los iba a conceder; en cambio, a la otra, se los facilitaría para toda la vida.

 

La mariposa que pretendió tener más de la cuenta, se alejó protestando; y, desde lejos, miró con desprecio cómo la mariposa blanca fue adquiriendo otra vez los colores del arco iris.

 

 

 

Encontrado en Internet y arreglado para AIR

 

 

 

 

 

Luis Yuseff

 

El traidor de las palomas

Soy el traidor a las palomas.

Antes, cuando fui su amigo, las sostuve temblando.

Ahora, vibrante, las acoso

y les doy muerte con mi lengua.

Antonio Gala

 

 

Antes que el amanecer se precipite

de las sierras nevadas sobre la Alhambra

la luna bella y triste

nos mira desde los arcos del jardín.

 

En las fuentes los peces brillan

igual que relámpagos en el agua

y nuestros cuerpos desnudos como espadas

se dejan acariciar.

 

Sólo la madrugada nos devuelve la inocencia.

 

Sólo la madrugada nos cura de la embriaguez maldita

que quebró los cántaros de vino

manchó los manteles

y no calmó la sed del que bebe con lujuria.

 

Sólo la madrugada nos ayuda a olvidar

sumidos en las penumbras de la altanoche

las caras de los comensales sentados a la mesa del convite.

Entre ellos fui una frágil marioneta.

A un lado el artista

del otro el amante   

tirando de mis cuerdas con idénticas fuerzas

llevándose con ellos

todo lo que no hubiera querido dejarles llevar.

 

Cuánto daría por reinventar

la felicidad que me arrebatan

pero soy una frágil marioneta

y lo que temí perder ya lo he perdido.

 

No sé por qué se disputan ahora

esta inocencia que no les pertenece

si ya les di cuanto tuve

y fue más de lo que merecían.

 

Pero nadie reparó en mi tristeza

en la fiesta todos saben ser felices...

 

Ignorando qué me alejaba del ángel

fui con la jauría y los gorriones

a saciar la sed en las fuentes de la ciudad.

Y en el momento en que mis labios

se mancharon de aquel vino lujurioso

recordé los atardeceres en los jardines

cuando juntos contemplábamos las puestas de sol

y un muchacho con la alborada de la adolescencia

blanqueándole sobre piel

jugaba impúdico con su deseo.

En ese momento recordé la flor

que me acercaste como anuncio

de un tercer día en el bosque de las acacias

la intimidad de las alcobas

que acogieron nuestros desenfrenos

la ternura de tus cantos y lo feliz que me hizo

la palabra que ocultaste.

 

Pero de qué me sirve ya

el  ardor de estos versos

si hace sólo un momento

mientras la fiesta era tuya

y mi corazón se rompía 

tú besabas en los labios a todo el mundo.

Y ahora que la luna nos mira

desde los arcos del jardín   

los cuerpos desnudos como espadas

en el vientre de la negra noche

tengo miedo que amanezca

que de pronto    cuando yo ponga sobre tu cielo

el vuelo de las aves de la misericordia

    copero mío    te conviertas con el alba

en el traidor a las palomas.

 

 

 

La Alhambra, Patio de los Arrayanes

 

 

 

 

La Alhambra

 

 

 

 

 

Belkis Crespo Abreu

 

Martina, que cucaracha ni cuento ni ocho cuartos, ése es mi nombre, vivo frente a Pérez, valla empezó la confusión, ningún ratón ,tampoco el mirahuecos de la esquina, chica del escritor de pacotilla que se cree Premio Nobel y siempre está viajando, sí, sí,  dentro de sus propios cuentos; fíjate que en el último no usó signos de puntuación y la mujer insistiendo es fácil de entender, léelo,  yo bravísima, porque el hombre invirtió los puntos cardinales y hasta yo misma no sabía cómo regresar a casa después; ¡qué vaaaaa! prefiero enterarme del ojo poncha-do del otro Pérez el pendenciero del barrio, o como la Martina, barrer por si encuentro algo, pero es que ya nadie pierde nada; lo único que pierden y a menudo es la vergüenza, a esa no hace falta encontrarla aparece solita solita cuando menos lo esperas, unos días pasó por aquí de lo más emperifolladita, provocativa, ahí mismo pensé pobre del incauto,  bueno como te decía yo vivo frente a Pérez,  no,  a él no le gustan las golosinas, es la gasolina, por eso siempre está molesto, imagínate los relatos esos no le dan para mantener el cacharro viejo ése que tiene, parece una cebolla, chica me estas confundiendo otra vez, cebolla no hablábamos del cuentista, pues bien, Pérez vive en el limbo cuando habla en la reunión de vecinos todos nos miramos entre sí sin comprender nada, hace unos días un bromista que tenemos en la cuadra le preguntó si la prosopopeya ésa de la que tanto hablaba se comía, muchacha, Pérez montó en cólera y aquello acabó como dicen por ahí la fiesta de los monos, golpeó el rostro del gracioso, ignorante burro, me cansaría enumerando las palabras que vociferó, los vecinos quedamos boquiabiertos y con el deseo de comprar la prosopopeya ésa que por culpa de la discusión ni siquiera sabemos dónde la venden, y quién se atreve a preguntarle con el carácter tan raro que se gasta; imagino que se ajustaría los lentes miraría a uno justo como el queso antes de morderlo y lo devoraría de un soplido; nada ahora tengo que velar un día que su mujer salga a barrer  el  portal  y  preguntarle,  aunque  no,  ella no debe saber  porque a veces la oigo gritar con ironía yo no he tocado ningún adjetivo si lo perdiste busca debajo de la cama, la última vez dejaste un verbo en el   refrigerador ,    él    forma    un   berrinche   parecido al de la reunión y grita como un loco perdónala Shakespeare, no la escuches Cervantes, no la culpen, es un cuadrúpedo que se le escapó al siglo, así que no sé como enterarme, ah y tampoco voy a repetirlo me llamo Martina , Martinaaaaaaaaaaa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aunque tarde, me entero del fallecimiento de nuestra amiga en octubre de 2012

 

 

In Memoriam Nancy Pullés

 

Sólo hoy

 

Hasta aquí, sabemos todo

lo que el destino ha dispuesto

sobre nuestras vidas.

 

El mañana, es incierto

y ha dado muestra de no estar definido.

 

¿ El ayer ?, el ayer ya hoy no importa

porque historia siempre ha sido

y servirá para justificar el tiempo

de quienes nunca, ni siquiera nos habrán conocido.

 

Es el hoy lo que realmente cuenta...

Es el hoy.

Porque hoy aún existimos…

Porque hoy, justo hoy, justo ahora,

¡ Gracias a Dios !

todavía estamos vivos…

 

NANCY PULLÉS

3 de junio de 2012

 

 

 

 

 

A la derecha de la foto, toda vestida de blanco, sentada al lado de su marido,

se encuentra nuestra amiga, Nancy Pullés, asistiendo a un evento cultural,

el 6 de julio del año 2010.