La fiesta del dinero

 

 Lenguas ardientes, llamas vehementes

se elevaban en la Tierra.

En el espacio se oían

Música y canciones

 

De todas partes llegaban

gente feliz y alegres...

 

Sin lástima alguna

todos ansiaban

quemar su dinero,

tirar al fuego

su último billete.

 

Mas de repente

se levanta una voz

sobradamente indignada:

¿QUÉ TONTERÍA ES ESTA?

¡TIRAR TANTO DINERO!

¡Locos más que locos!

 

¡PARAOS!

¡Apagad esas llamas!

 

58

Alarmado el hombre

como fiera insaciable

cegado de avaricia

sacaba cuanto podía

del dinero que ardía.

 

Mas lo envolvieron las llamas

reduciendo en cenizas

su amor por el dinero.

 

Del avaro nada quedó.

 

El pueblo seguía bailando

festejando la caída

de su enemigo más grande.

 

La tierra es tu amiga,

utiliza sus bienes

con agradecimiento.

 

El campo es rico y generoso

produce comida para todos

pero tienes que respetarlo,

clamaba y repetía

un altavoz.

 

Una luz ardiente

acaricia mi pelo.

La estancia toda

está iluminada.

 

Es el sol que se asoma por la ventana.

 

¡QUÉ PENA!

Sólo era un sueño.

 

Málaga, 27-3-2011

 

 

 

 

Las palabras mágicas

 

Cuando oigo sólo dos palabras,

su fuerza calienta mi CORAZÓN,

mi alma las está repitiendo.

El fuego arde dentro de mí.

 

Lúcidas como fuente silvestre

mojan los labios sedientos

de la tierra reseca.

 

Como SENDERO LUMINOSO

en el bosque intransitable se infiltran.

A todos al pasar

dejan esperanza

 

¡TE QUIERO!

sólo dos palabras,

dos palabras mágicas

iluminan la noche,

calientan el corazón helado.

 

Tanta fuerza, tanto poder tienen

que hasta EL MUNDO

pueden cambiar.

 

Nunca las olvides.

Repítelas sin cesar

caminando por la vida.

Cambiarán tu corazón

 

 

Málaga, 13-2-2011