Escritora Sefardita de Turquía que escribe en Judeo-Español

 

Beki Bardavid

 

Traducción al castellano: Mariette Cirerol

 

La vida de los Cudios de Turkiya

del 1850 al 1950

 

(Capítulo 3)

 

La cortadura de fasadura egziste de akeyos anyos i la fasadura se aparejava en kaza. Nada no aviya de merkar pronto i todo era echo en kaza. El parir era en kaza kon komadre. No egzistyendo sezaryen de vezes la preniada se muria.

 

La preparación de la canastilla con el corte de los pañales y todo lo que se necesitaba para el bebé, existe desde aquellos años y se hacía enteramente en el hogar. No había que comprar nada en las tiendas, todo era confeccionado rápidamente en casa. Se daba a luz en la propia casa, con una comadrona. Como la cesárea no existía, a veces la parturienta se moría.

 

La lingua era el Cudezmo ke se avlava kon diferentes dialektos en kada sivdad, i esta lingua era bastante pura, sin mezclar palavras turkas, francezas, arabas, etc. Esto todo asta ke vino la Alliance Israélite Universelle i Atatürk. Ya savemos ke la lingua se kargo adelantre de Franse i despues de Turko.

 

El idioma era el judeo-español que se hablaba con un dialecto diferente en cada ciudad, y este idioma era bastante puro, sin mezclas de palabras turcas, francesas, árabes, etc. Y continuó así hasta la llegada de la Alianza Israelita Universal y Atatürk. Ya sabemos que por entonces se infiltraron palabras francesas, y más adelante palabras turcas, en nuestra lengua.

 

Esta avla, ke no esta dando ni el uno por syen de lo ke kereria kontarvos, su envestigasyon me tomo mas de diez anyos. I la cente estuvieron kon mi de una tolerensia i una jenerozidad sin limito, ke de aki los kero remersiar a los ke biven i a los ke no biven.

 

Este texto, que no contiene ni el uno por cien de lo que quería contar, me costó más de diez años de investigación. La gente estuvo conmigo de una tolerancia y de una generosidad sin límites. Desde aquí, quiero dar las gracias a todos cuantos me ayudaron, tanto a las personas que viven todavía como a las ya desaparecidas.

 

Esto es un muy çico rezume de los syen anyos de los Cudios de Turkiya, kontado en dos palabras. Es un profil de pasaro volante de mi livro a salir.

 

Esto es un resumen muy reducido de los cien años de los Judíos en Turquía, contado en pocas palabras. Es el profil tomado al vuelo de mi libro por salir.

 

Kreyó ke kon mi sentido va parvenir a dar en mi livro, el refleto de este Sefarad vinido de Espanya antes kinyentos anyos, viviendo en el Emperio Ottoman i la Turkiya dizde kinyentos anyos, mas o menos repozados.

 

Creo que con mi sentimiento y mi investigación apasionada, conseguiré que mi libro sea el reflejo de ese Sefardí venido de España hace más de quinientos años, llevando en el Imperio Otomán i en Turquía, una vida más o menos reposada, durante medio milenio.

 

De 1492 asta oy, es una leyenda yena de dolor, de amor i de pasensia. Al pareser los Sefaradim van a bivir ayinda munços anyos en los payizes ande estan, kon sus inyetos i kon sus bizinyetos.

 

Es una leyenda llena de dolor, de amor y de paciencia que dura desde 1492 hasta hoy. Y, al parecer, los Sefarditas van a seguir viviendo durante muchos años en los países donde se encuentran, con sus nietos y bisnietos.

 

I yo entremientes pago una devda enverso mi madre, Lina Kohen Albukrek antes ke todo, i después pago una devda enverso los ke mos dirijaron tan bueno tantos anyos. En el anyo 1992, fiestimos el sinko sentenario de la vinida de los Sefaradim al Emperio Ottoman. En realidad fiestimos muestras libertades, la libertad de vivir en Turkiya, sin ser muzulmano. Fue una okasyon de eksprimar al mundo entero  nuestra  rekonesensia,   fue  un  kante  yeno  de  poezias  ke transmetimos de los nonos a los inyetos, siendo una historia de siglos pasados. Fue una alegria ke vivimos enriva de las nuves, una alegria, una contentes de la alma, una fiesta de todos, una epopea del ijo al inyeto, kon kantes i kon poemas.

 

Y yo, mientras tanto y ante todo, quiero pagar una deuda que tengo con mi madre, Lina Kohen Albukrek; y después, pago otra deuda que tengo con los que nos han dirigido tan bien durante tantos años. En el mes de mayo de 1992, festejamos el quinto centenario de la llegada de los Sefarditas al Imperio Otomán. En realidad, festejamos nuestra libertad, la libertad de vivir en Turquía sin ser musulmán. Fue una ocasión para expresar al mundo entero nuestro agradecimiento. Fue un cante lleno de poesía transmitido por nuestros antepasados a sus descendientes, fue nuestra historia en siglos pasados. Fue una gran alegría que nos transportó por encima de las nubes, una satisfacción para el alma, una fiesta para todos, una epopeya del hijo al nieto, con cantes  y con poemas.

 

Un orozo evenimiento ke afita una vez kada kinyentos anyos, kinyentos aniyos de respekto i de amor, empesando de Bayezit el Sultan, debaso de las alas de Bayezit, asta Atatürk, kon Atatürk, i asta ke no avra mundo, ariento los sielos, los sielos de los Cudios de Turkiya kalmos i contentes.

 

Un evento feliz que sólo ocurre una vez cada quinientos años, quinientos años de respeto y de amor, empezando por el sultán Bayezit, bajo las alas de Bayezit, hasta Atatürk y con Atatürk, y mientras el mundo sea mundo, a través de los siglos, y más allá en el cielo, el cielo de los Judíos de Turquía, sosegados y contentos.

 

Bequi Bardavid

 

Este discurso fue pronunciado en la Undécima Conferencia sobre el estudio del Judeo-Español, en una Universidad de Londres “Queen Mary and Westfield College Univ. of London” , 27-29 de junio de 1999.