Poeta de Hoy en Málaga, España

 

Celeste Torres Domínguez

 

 

Es otoño y las tardes son breves

como las promesas de los enamorados.

La luz se esconde

por los rincones más solitarios del huerto.

¡Ay! Si pudiera huir con ella

sin temor ni ruido,

correría a tu encuentro sin cetro ni corona

como mujer...

como amante

que se impacienta con la tardanza del amado.

¡Qué dichosa sería si pudiera ocultarte

en la orilla más ignorada del río

donde el agua reza las plegarias de la noche

y la luna oculta un harén de mariposas.

 

 

Del libro: EL SILENCIO DEL CLAUSTRO

(el dibujo también es de CELESTE)

 

Para leer otro poema de Celeste

CLIC AQUÍ