Poeta de hoy en Madrid, España

Fernando Penín López-Terradas

 

 

 

Hasta los muertos hablan

 

Hasta los muertos hablan si escuchais a las flores;

no se marchitan, cantan,

saltan de sus balcones,

se derraman,

catarata en su borde.

La palabra en su casa,

es el árbol del salto de esas flores.

¿No los veis, no los veis…?

Se columpian y no,

no se resbalan.

¿No los veis,

no veis la enredadera que nos cuelga en el alma?

Pues entonces…

Hasta los muertos hablan.

 

 

 

Solo

 

Lo peor de la vida es estar solo,

solo, sin que haya nadie que te entienda,

recibiendo silencio por los codos,

mientras aplaude tu mortaja entera.

 

Lo peor de la muerte es irte solo,

sin compañía que te dé inocencia.

Y recibiendo por semilla lodo,

y recibiendo por la vida ausencia.

 

Lo peor de tu vida es no haber modo

de que digas que vives sin que mientas.

La caricia, en el fondo…

es tener a alguien cerca.