Poeta de hoy en Buenos Aires, Argentina

 

Gonzalo R. Moyano

 

 

Foto tomada en abril 2003

Poema escrito el 6 de junio de 2002

 

 

Soy un pecador

 

He dormido en el templo de la diosa

y no logro recordar su nombre.

Confundo su perfume con la brisa,

es mezcla de flores y frutas de mil colores.

Su rostro, lo retengo tan sólo un segundo,

no consigo diferenciar sus ojos de sus labios.

 

Es mi reina sin corona.

 

Compongo los versos para una diosa,

que es madre y es castigo,

mi amor y mi ley.

Al querer abarcar su sonrisa,

una navaja afilada

silba en mi oído

y debo abrir los ojos.

 

Es mi corona sin diamantes.

 

Son sus manos, los ríos de mis venas,

la canción que me encuentro cantando,

las lágrimas que tienen gusto a mar.

 

Ella es el sol y la luna

vestida por el verso

de un poema que me la nombra,

para no olvidarla.

 

 

 

 

Llanto

 

La lluvia

roe los cuerpos

blancos

y los sueños

eternos.

Frío es

el mundo

de las estatuas.

 

 

 

Cristal

 

Soy una estatua de cristal

parada en medio de la oscuridad.

Mi corazón, mis manos

inmóviles, subordinadas a la

sola misión del reposo,

de la eterna quietud.

Lo intento con fuerza,

con locura, intento la vida ...

pero no puedo,

¡Ay!, cierto que soy de cristal

y sólo debo ...

brillar ...

 

 

Otros poemas de Gonzalo R. Moyano

 

A orillas    Andalucía