Poeta de hoy en Segovia, España

 

Juan Montero Lobo “Visnú”

 

Diario de un poeta solitario

 

Como me gusta estar en soledad, mis pensamientos se ordenan en mi mente al aire libre, en contacto con la Naturaleza, en mi querida Segovia y a dos pasos ya estoy en el campo, claro somos una ciudad provinciana y eso me gusta, aún se puede pasear tranquilamente y disfrutar el aire puro y limpio sin contaminar. Ahora en invierno todo parece sumido en una atonía, en una tristeza, en una sensación de relax, de pausa, todo combinado con el frío climatológico que por estas tierras castellanas pega que es un gusto.

 

El invierno casi está feneciendo y pronto vendrá la primavera, ya están floreciendo los primeros almendros y en el ambiente se nota un cambio, una mutación de una estación a otra, aunque la sequía nos sigue maltratando y en este invierno ha llovido y nevado poco y van ... y es una pena contemplar todo seco y abrupto.

 

El silencio se palpa por aquí, sólo se oye el aullido de algún perro que en lejanía se deja notar, todo lo demás es pausa y tranquilidad. A los poetas solitarios nos gustan estas cosas, como no podía ser de otra manera, tenemos un mundo interior muy profundo, vemos, captamos todo, el paisaje, el azul del cielo segoviano, su luminosidad natural y nos entra por la retina de los ojos y nos embarga la emoción al expresar tanta belleza, no inventada, sino natural y no nos queda más remedio que ensalzar esa belleza, expresar nuestros sentimientos influenciados por esa contemplación cuasi esotérica que nos brinda la Madre Naturaleza.

 

Y los poetas solitarios seguiremos siendo “rara avis” gente extraña, un poco locos, románticos empedernidos hasta la médula y cómo nos alegra que nos califiquen así, porque no queremos cambiar, ni cambiaremos nunca, a pesar de lo que sea y de quien sea...

 

Segovia, 26 de abril de 2002

 

 

Del mismo autor:

 

Siento tus ausencias