Poeta de Hoy en Kyoto, Japón

Masato Fujii

 

Cosecha

Traducido al español por Mariette Cirerol

 

En un patio trasero,

un árbol pelado

ofrece sus frutos dorados.

 

Durante todo el verano,

el árbol, cual hombre hambriento,

tuvo que soportar su pesado follaje:

no quería desperdiciar ni un solo rayo de luz.

¿Qué alegría tenía,

entonces?

 

Y ahora que todas sus hojas han caído:

a la punta de cada rama,

el árbol tiene un fruto

para alguien.

 

Secretamente,

muerdo un fruto

y saboreo una dulzura

conocida por mí solo.

 

Nadie me ve,

pero alguien me está mirando

con ojos de cosecha.

 

Del confín del universo

me está devorando,

mientras devoro el fruto.