Poema de un niño de hoy que vive en Italia

Roberto Santacroce

traducido al español por Mariette Cirerol

 

 

La paz

 

Niña de rostro suave que todos llaman Paz

¿Por qué no sales a la luz?

¿Te tienen acaso prisionera?

¿Alguien te da miedo?

¿Alguien te persigue?

¡Ayudadme, ayudadme! ¡Quiero salir de esa fosa!

Sobre tu rostro

manchas de polvo y de sangre.

¡Te han abandonado

en esa fosa!

¡Nadie te ayuda!

Adelante, no tengas miedo.

Ve, alguien te está ayudando,

otros están llegando:

¡Por fin estás aquí, PAZ!

Los cañones se callan,

los brazos se alzan y abrazan

y en el rostro de la gente resplandece

una sonrisa.

PAZ, quédate con nosotros y no te vayas nunca más.