Poeta de hoy en Buenos Aires, Argentina

Susana Rillo

 

 

 

Compañera

 

¡Cómo me rebelé

a la soledad!

La peleé

de mil maneras.

La ignoré,

me escapé

por todas las puertas,

le cerré las mil ventanas…

Corté sus pasos

con férreas vallas.

Le escribí poesías,

me escudé

tras los espejos.

Huí por claros jardines,

le escribí cartas,

quise conquistarla,

que me dejara,

que me perdonara.

No, ella me negó

todo favor,

me acorraló,

me amansó,

me convenció

que lo mejor que podría hacer

era aceptarla mansamente.

Y, ahora, ya junto a mí,

Se acurruca a mis pies,

Y yo, acaricio su cabeza.

 

 

Junio de 2002

 

 

 

Otros poemas de Susana Rillo:

 

Soy tu hijo

 

Magdalena