Poeta de hoy en Kyoto, Japón :

Takashi Arima

 

 

En esta foto, tomada en Kyoto, en septiembre de 2002, están algunos colaboradores de AIR.

Primera fila, de izquierda a derecha: Masato Fujii, Koichi Yakushigawa.

En medio de la segunda fila: Takashi Arima y, a su lado, en rojo, soy yo: Mariette Cirerol.

Todos son poetas del grupo KANSAI, de Kyoto, Japón.

 

 

Con Anticipación

 

Tíralo todo, no lo pienses más.

Tira esas cosas tontas

que no necesitas al morir,

cosas que guardas en tu casa,

esa casa, donde vives añorando a tu mujer hospitalizada.

 

Tira los viejos periódicos, los folletos, las revistas;

las cartas almacenadas, los archivos. ¡Tíralo todo!

Tira las cajas sin usar, los pequeños artículos,

las herramientas, los recuerdos;

tira los regalos, las botellas de licores.

Tira todo lo que guardabas sin ninguna razón.

¡Tíralo todo, que no quede nada!

 

¡No lo pienses más, tíralo todo!

Tíralo antes que tu mente empiece a fallarte,

y antes que moverte trabajo te cueste.

¡Tíralo! ¡Échalo todo en bolsas pálidas de vinilo,

junto con tu desconectada memoria!

 

 

 

KYOTO, mi ciudad antigua y moderna

(Versión española: Mariette Cirerol)

 

 

Frente al Puente Tatsumi

 

No importa que el agua de tu copa

sea agua de vida o agua de locura:

que más da, bébela, déjate intoxicar :

deja que tu vida sueñe sueños de sueños.

 

El arroyo murmura, si pasas por el pavimento

de piedra barrido por el viento,

por el viento frío y borracho que te muerde,

sin desemborrachar jamás!

 

 

Sobre las huellas de un animal

 

En esta foresta, hasta los árboles caducos

tienen una rama joven con hojas verdes,

renaciendo de su carcomida cepa.

 

Las zarzas me llegan a la rodilla,

me hundo como un animal herido,

me desgarro los brazos al abrirme camino:

respiro hondo, lentamente.

 

Algo se me quiebra en el cuello,

en el pecho, mis ojos se apagan,

un dolor lancinante azota mis hombros y mi espalda.

 

El aire de la foresta Tadasu es frío y limpio,

el sol matutino de las montañas del Este

se filtra a través de las ramas.

Yo, solo, sigo las huellas de un animal.

 

 

El puente Tatsumi se levanta por encima de un arroyo, en Gion,

un lugar de copas tradicional.

 

La foresta Tadasu se encuentra en los alrededores de Shimogamo Shrine,

 patrimonio mundial de la cultura.

 

 

 

Más poemas de Takashi Arima