Emilio García Espinar

 

 

Anhelo

 

¡Cuánto espacio, Oh Dios!

pleno de estrellas sin luna;

que aún mirándolas una a una

no podré alcanzarlas yo;

más prenderlas sin amor

es quimera harto dura,

que no hay profunda amargura,

sin tremenda confusión.

 

 

 

Otros poemas del mismo autor:

 

Sueños