Poeta de hoy en Málaga, España

Inés María Guzmán

 

 

El ángel de la guarda

 

De niña, una noche lo vi.

Rosa y extraña su túnica

en jirones al viento.

 

Había perdido en el salto las alas.

Y lucía su pelo en curioso peinado

de retrato a la antigua,

como los de la abuela.

 

Siempre lo supe, palpaba su presencia.

Estaba allí, y era etéreo e ingrávido.

Tenía su lugar en el aire.

 

Ya no lo he vuelto a ver.

Pero lo siento revolotear,

oigo el sonido de sus alas

como abanicos en las misas de agosto.

 

Está ahí.

Y aunque a veces

no acude a mis requiebros,

no se puede esconder tan fácilmente

un ángel que te sigue tan de cerca.

 

 

De su libro: Por la escala de Jacob