Lago de Lorri

.

Hermoso regalo de la naturaleza para quien haya subido hasta él, con su cayado y su mochila a dorso

y protegiéndose del sol, que pega fuerte allí arriba -- desde Cap del Rec, por los senderos de la montaña.

El camino es precioso, lleno de flores y de mariposas; con zarzales que rebozan de frambuesas

que puedes llevarte, tan frescas y olorosas, a tu boca.

 

Al principio de la subida, atraviesas verdes dehesas donde pastorean caballos y vacas en libertad.

Y cuando llegas al lago, puedes contemplar libélulas de todos los colores, planeando por encima del agua,

amándose en el aire y posándose sobre la alta hierba de la ribera

-- ¡Hasta una, hermosa y roja, que es mi color, se posó sobre mi hombro --.

 

Y buscando un poco, no mucho, puedes darte un festín de sabrosos arándanos.

 

Cerca de Lles, Pirineo español – Agosto 2006

Mariette Cirerol