Poeta de hoy en Málaga

 

 

María Antonia Caro F.

 

 

A mi palomo

 

Tengo un palomo en mi patio

un poquito “presumío”.

Lo encontré un día en la calle,

lleno de barro y “perdío”.

Es blanco como la nieve

con la cola de abanico.

Le pongo agua y comida

de nombre le digo Rico.

Mi palomo me conoce.

Cuando lo suelo llamar

vuela del tejado al patio,

me mira y me oye de hablar.

Parece que él presiente

que yo le salvé la vida

y se muestra agradecido.

Esto me parece mentira.

 

Muchos poemas le escriben

a blancas y lindas palomas,

yo le escribo a mi palomo

por querer a las personas.

Tiene dos plumillas negras

entre su bonita cola,

gallardía y señorío

en su pechuga sonora.

Reina su silueta blanca

entre mis preciosas flores.

 

Yo le quiero de verdad.

Le buscaré una paloma

que es triste la soledad.