Poeta de hoy en Santiago de Cuba

Nadia Ocaña

 

Necesidad

 

Juntos podríamos iniciar el universo

y hacer llover escarcha.

Ven, que tengo una niña

dormida en la cintura.

Ven, con esa nube azul en la cabeza

y tus zapatos de recorrer silencios.

Los parques están llenos de versos

y una canción camina la cuerda de los juegos.

Ven, despierta esa niña,

que esta mujer...

comienza a temerle a los espejos.

 

Dibujo de la portada de su libro, Abismos Ancestrales, por Francisco Martín

 

123