e d i t o r i a l

 

Ha pasado mucho tiempo desde que los cernícalos abandonaron el nido para emprender el vuelo hacia su destino de adultos, buscando un lugar donde formar una familia. Quizás, y lo espero, vuelvan como cada año a anidar en las alturas de los edificios de este callejón que los vio nacer... Mas todo está cambiando... Debíamos de estar en otoño cuando tuve la curiosidad de averiguar el estado en que habían dejado el espejo... No estaba : ¡¡¡ HABÍA DESAPARECIDO !!! ... ...

 

Están pasando cosas extrañas este año: nos golpean a menudo fuertes rachas de un viento huracanado. El lunes pasado, o sea el 24 de septiembre de 2012, el cielo se mostraba gris, muy gris; y, de repente, empezó a llover. Cuando por la tarde la lluvia cesó durante un momento, aproveché para mirar por la ventana de mi dormitorio y mis ojos emocionados vieron a la pareja de cernícalos: primero al macho, haciendo su guardia habitual; y, un poco más tarde, la hembra hizo acto de presencia. Esto no era normal, no suelen aparecer en esta época del año.

 

 

Mi querido macho ha vuelto. Se equivocó de momento. ¿Por qué?

 

   11

Mañana es el último día del año. No he vuelto a ver los cernícalos.. La inestabilidad del cambio climático es culpable. Tan pronto hace un tiempo primaveral y vienen los pájaros; como vuelve a hacer frío y los pájaros se van.

 

Desde el principio de noviembre, una pareja de enormes gaviotas se ha apoderado del lugar de guardia de los cernícalos. Parecen querer asentarse. Llueve mucho pero estas aves están acostumbradas al agua y no se amedrentan. Veo a la que me parece ser la hembra, todas las mañanas. Primero estaba siempre acompañada del macho. Pero desde hace un tiempo aparece sola. ¿La habrá abandonado el macho? o bien acude cuando no miro, lo que es muy posible. Los he fotografiado a los dos juntos y luego únicamente a la que creo ser la hembra. Sinceramente, prefiero a los cernícalos y espero que las gaviotas crien pronto y se vayan. De turnarse y criar en períodos diferentes no me importaría. Lo que no quisiera es que impidan la llegada de los cernícalos.

 

Estas gaviotas son muy grandes. Alcanzan el doble, quizás el triple de la envergadura de los cernícalos - que no son pájaros pequeños... El tamaño de los pájaros se nota al compararlo con los enormes clavos de la cubierta impermeable del tejado.

 

20 de noviembre de 2012

 

Ya estamos en 2013 : hoy es el  5 de enero. Referente a los pájaros de mi entorno, tengo que decir que desde hace varias semanas, los vencejos revolotean por aquí. Sus nidos deben de encontrarse en cualquier hueco de las construcciones. Suelen hacer el nido una sola vez en sus vidas, volviendo a él cada año al principio de la primavera para poner sus huevos  Al verlas llegar, se suele pensar : ¡qué bien, los grandes fríos ya han acabado! Pero como los cernícalos, los vencejos se han equivocado; o, mejor dicho, es el clima que les está jugando una mala pasada. Son pájaros que sólo paran de volar para depositar sus huevos e incubarlos. Los  pequeños aprenden a volar y nutrirse solos, sin la ayuda de los mayores. Se quedan en el nido  durante 39 a 42 días. Los padres pueden alejarse durante largo tiempo sin temor, ya que sus poyuelos saben desenvolverse solos.  Al abandonar el nido, permanecen unos dos años en el aire sin posarse jamás hasta estar preparados para procrear.

                                                             

Acabo de enterarme de cosas que me estaban intrigando. ¿Dónde pasan la noche? Jamás los he visto de día. En los alrededores de mi casa sólo aparecen en grupos al anochecer, ondulando en el cielo. Ahora sé cómo y donde duermen. Pues, creedlo, se elevan hasta dos mil metros de altura; y, allí “descansan”, reduciendo los batidos de sus alas de 10 a 7 por segundo; pero nunca se paran, siguen volando durante toda su vida, que aún no sé cuántos años dura.

 

 

 

  

 

Cría de vencejo vista en diferentes ángulos

 

 

Típico vuelo en espiral de los vencejos

Obra de : Hieronymus B.